En invierno aliméntate especialmnente con los vegetales que crecen bajo tierra para protegerse del frío (patatas, boniatos, chirivías, zanahorias, tupinambo, ajo, rábanos, nabos, remolacha, cebolla, puerros, hinojo...), comida grasa como pescado azul, frutos secos crudos, semillas crudas, carne, huevos y añade a tus sopas, purés y estofados cúrcuma, jengibre, pimienta, cayena y/o comino. 

Bebe también infusiones con estas especias... y disfruta del frío.
Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de página web.
Cómo configurar Aceptar